miércoles, 31 de agosto de 2011

... y esta también! Morales Solá fierita!

Hay que tomarlos en joda... aquí va otra del maestro Joaquín Morales Solá en La Nación... pa que se diviertan!

Ocurrieron ayer dos cosas. La primera fue la noticia de que la Presidenta confirmó su arrasador triunfo del 14 de agosto . La segunda fue otra confirmación: la oposición debe, según el Gobierno, quedarse callada, y los diarios no deben hablar de ella. Así se deslizó claramente durante la conferencia de prensa del ministro del Interior, Florencio Randazzo . El oficialismo reprochó a la prensa luego del 14 de agosto porque fue crítica de la oposición y porque no miró sólo a la victoriosa Cristina Kirchner. Ahora, el kirchnerismo lo increpa al periodismo porque difundió las denuncias opositoras sobre irregularidades en los comicios. Conclusión: para la teología del kirchnerismo, el periodismo debe hablar sólo de la Presidenta y olvidarse, para bien o para mal, de que existen opositores. La democracia argentina anda, así, por una pendiente.
El problema es que creyeron en la teoría de que el kirchnerismo era un "ciclo terminado", sin pasarla por la necesaria prueba o sin condicionarla a la prueba. No hubo medición de opinión pública (y hubo varias independientes y honestas que se acercaron bastante al final del 14 de agosto) que los convenciera de lo contrario, ni estrategia alternativa que sustituyera a la hipótesis de una etapa irremediablemente concluida. La desconexión con la sociedad puede encontrarse en un dato elemental: ningún candidato opositor le habló a la gente común de la economía, pero ésta votó con la cabeza puesta en la economía. ¿Equivocada? ¿Ilusionada con la permanencia de una relativa estabilidad? Puede ser, pero las sociedades no votan preocupadas por lo que podría pasar, sino por lo que sienten que pasa.
El peronismo no kirchnerista se está preparando para un relevo. Duhalde está cumpliendo su última gestión como dirigente político. Perdió todas las elecciones después de su último triunfo como candidato a senador hace diez años, en octubre de 2001. Alberto Rodríguez Saá nunca será una alternativa nacional del peronismo y hasta el propio Carlos Reutemann no podría convertirse en una referencia después de no estar cuando debía estar. Daniel Scioli, José Manuel de la Sota, Jorge Obeid y Juan Manuel Urtubey son las figuras emergentes de ese peronismo (algunos están escribiendo documentos preliminares) que intentará renovarse con otros hombres y con otras políticas. El obstáculo de ellos es que la mayoría son gobernadores, o lo serán, y necesitarán, por lo tanto, de un acercamiento con el gobierno financieramente más unitario desde la restauración democrática.

5 comentarios:

La Voz del Chacarero dijo...

HOLA ARIEL. ME HICE SEGUIDOR DE TU BLOG.TE ENVÍO LA URL DEL MÍO PARA QUE LO VISITES CUANDO PUEDAS Y TE SUMES A SUS SEGUIDORES SI TE INTERESA. GRACIAS. SALUDOS.
FUERTE ABRAZO CORRENTINO.
HTTP://LAVOZDELCHACARERO.BLOGSPOT.COM

RICARDO ANTONIO LÓPEZ dijo...

HOLA ARIEL. ME SUMÉ A TUS SEGUIDORES. TE ENVÍO EL ENLACE DE MI BLOG PARA QUE LO VISITES Y TE SUMES A SUS SEGUIDORES, SI ES DE TU AGRADO.
SALUDOS.
FUERTE ABRAZO CORRENTINO.
HTTP://LAVOZDELCHACARERO.BLOGSPOT.COM

Ariel dijo...

Ricardo, Gracias por el comentario y por sumarte. En breve voy a poner tu blog en mi blogroll. Un abrazo!

dijo...

Yo también soy seguidor de tu blog. Pero me parece excesivo reproducir todo lo que defeca M. Sorete!

Victor

Ariel dijo...

Jeje, pa, generalmente no reproduzco, pero esto no tenía desperdicio... Es mi lado oscuro, a veces lo "trash" me divierte!