lunes, 25 de abril de 2011

A un siglo de la muerte de Emilio Salgari

Hoy, leyendo esta nota de Juan Sasturain en Página/12 me enteré de que se cumplen 100 años exactos de la muerte de Emilio Salgari. Leí las aventuras de Sandokan una docena de veces. Quería estar ahí, recorriendo las islas del Pacífico a bordo de un praho, tener un amigo como Yañez el portugués, enemigos poderosos pero vulnerables a mis fuerzas como Lord James Guillonk y James Brooke, el raja blanco de Sarawak (interesante saber que este personaje existió realmente). Las aventuras de Sandokan, en la tinta de Salgari fueron uno de los motores de mi pasión por la literatura, lo que de alguna manera me constituye. Entonces mando un abrazo imaginario a todos los compañeros de aventuras que navegaron, desenvainaron cimitarras y dagas, se enamoraron de Lady Marian y amaron esa patria de ficción: la temible isla de Mompracem.

6 comentarios:

Lila dijo...

Hola, Ariel!!! buenísimo tu comentario sobre Emilio Salgari, a mí me marcó mucho también y si bien estoy lejos de conducir mi propio navío, siempre estoy enarbolando los valores de Sandokán, el Tigre de la Malasia!!! un fuerte abrazo!!

Ariel dijo...

Hola! Es interesante la nota de Juan Sasturain hoy en Página. Y ojo que es un personaje de ficción, por lo tanto los valores también son, eh?

Alejandro Druetta dijo...

Yo recibí mi Sandokán de mi viejo, el mismo que él leyó cuando era pibe, uno de esos libros amarillos que ahora republicó Clarín y que me gustaría pasarles a mis hijas. Salgari, Verne y Sir Arthur Conan Doyle cuántas cabezas y cuántas generaciones habrán llenado de fantasías...

Ariel dijo...

Buenísimo! El primero mío fue una edición de la colección Robin Hood. Faltan algunos ahí, eh? Chesterton por ejemplo! Abrazo.

Gus dijo...

Hola! Muy interesante la nota!


CURIOSIDADES
Casualmente, hace poco mas de un mes termine de leer una vez mas Los tigres de la Malasia (de la querida coleccion Robin Hood).
Me puse a googlear Mompracem, en realidad deseando que sólo existiera en los relatos de Salgari, ya que Labuan que sí existe, es hoy una especie de paraiso fiscal, con bancos, hoteles y ni un solo vestigio de Lady Marian y su palacio. Asi que de verdad me alegré al no encontrar la temible Mompracem en el mapa venida a menos y convertida en otro poco interesante paraiso de ricos, destino de lunas de miel, etc.
Me quedé con el recuerdo de aquellos momentos conteniendo la respiración detrás de las barricadas de defensa junto a los tigres, esperando que un cañonazo y el valor de los valientes tigresillos acabaran con el enemigo.
Bueno resultó que poco despues, me encontré con esta página extraida de acá donde hay un par de fotos de la que sería la Mompracem de Sandokan (hoy Keraman o Kuraman). Incluso, también existió un histórico Sandokan, y también existió la bandera roja del tigre.

Ariel dijo...

Gus, tu comentario va al blog como post! Ja. Thanks for your contribution.