viernes, 28 de enero de 2011

Qué pasa que no pasa naranja

Hace tiempo se ve una cierta desagregación en el espacio kirchnerista, que se manifiesta bastante claramente en los sectores más militantes por el lado de la palabra: 6, 7, 8 y afines, y la llamada blogósfera (término que me resulta odioso, por eso a partir de ahora voy a acuñar la palabra "bloguería" para referirme a este "espacio", "colectivo" o como quiera llamárselo. Y resulta que 6, 7, 8 está muy aburrido. Y resulta en en la bloguería lo más interesante que ocurre es que mientras Lucas se besa con Anabel, Alfredo Leuco sonríe al lado del inefable Gerónimo Venegas, cuyos representados (que trabajan en condiciones de esclavitud) sonríen ciertamente menos que Alfredo Leuco. Más allá de eso está la discusión entre los "progres" que son de una rara pureza, y nunca transaron ni van a transar sobre todo con las cúpulas sindicales y con los barones del conurbano, y los guardianes de la pureza peronista (peronómetro mediante). No es una percepción personal: ver aquí, aquí, aquí, aquí (es una rápida selección, eh?). Nada: todo muy aburrido, y fundamentalmente improductivo (excepto para Lucas, claro: chapeau). Se impone entonces la pregunta: qué está pasando? Creo que la que da en la tecla es María Esperanza Casullo: este gobierno es mejor jugando contra su arco que con toda la cancha abierta.Todos están tranquilos... todos estamos tranquilos. Sólo falta formalizar la candidatura de CFK para que todo vaya sobre ruedas: esa es la sensación. No hay desafíos políticos a la vista que exijan nuevas luchas: sólo gestión. El punto es que esto no es tan así: si no se continúa trabajando para expandir los cambios de escenario en función de tener un año electoral relativamente tranquilo se pierde (como dijo Tomássi frenás, te caés): se diluyen las discusiones de fondo por discusiones que, disfrazadas de doctrinarias quedan apenas en el terreno de revisar o no la tradición. Creo que se está entrando un poco en zona de peligro... desmovilización, disminución de la discusión... peleas de progres vs. peronistas... no me parece un cuadro muy feliz. Creo que está faltando justamente levantar la puntería e ir por más (reforma de la ley de entidades financieras por ejemplo?) Es año electoral, OK. Pero todos deberíamos preguntarnos si la desmovilización/desmotivación que se está sintiendo (porque no hay quién siquiera discuta) no es más peligrosa que una pelea difícil pero justa.

6 comentarios:

sary dijo...

No te descorazones, se viene una Placita para principios de marzo!

Ariel dijo...

Jaja, no es de descorazonado, estoy entre los que alertan para enfocar mejor los esfuerzos y las discusiones, eh?

Omar.- dijo...

Ariel interesante post, es como un llamado a la reflexión, un llamado a poner mas atención y énfasis en las cosas importantes y coincido, pero a mi no preocupan tanto las peleas o discusiones entre progres y peronistas porque son el flolcklore y forma parte de la política, todos ellos están con el gobierno y en su gran mayoría son peronistas y como decía nuestro conductor y líder, “los peronistas son como los gatos, cuando mas se pelean mas se reproducen”, tampoco aquellos gremialistas entregadores como Venegas, porque la gente ya los tiene identificados, lo de Lucas bien ahí, ojalà no lo veamos pronto sentado en el living de Jorge Rial discutiendo un lugar mas importante en la marquesina de su obra en Carlos paz je.. La ley de entidades financieras va a salir, eso es gestión si, pero también forma parte de lo q va a ser la profundización del modelo y eso es para el otro mandato, ojalà lo fuese ahora, no creo. No hay desmovilización, es un año electoral Ariel donde todos están en la búsqueda de consensos y buscar algún lugarcito en las listas, roscas de por medio, es natural, es obvio. Lo q si me preocupa es q no nos equivoquemos en los nombres, en las personas, y no se trata de deshilacharnos de antemano, solo q un gobierno q va por mas y por otro período sufre el desgaste lógico de sus mandatos y ahí es cuando tenemos q tener gente totalmente consustanciada con el modelo para apoyar al gobierno y a la presidenta. Néstor q era un estadista, un estratega, de la política, se equivocó con Cobos, Redrado y algunos mas, imaginate, hoy nosotros no tenemos margen de error. Hoy leemos en los diarios, la prensa escrita y en los portales de Internet q Milagro Sala estuvo en Punta del Este viendo el recital de Charly en el Conrad, de donde saca una piquetera para estar allí de veraneo y pagar una sexta fila que sale 115 U$S por persona, eran cinco, marido incluido. Ese es el tema, y es una piquetera k, digo, para q darle letra a la oposición, darle en bandeja para q te escrachen y justo en estos tiempos, y digo mas, esta bicha ya tiene antecedentes, cuando fue la interna de la CTA en Jujuy apoyó a Michelli q es contrera del Gobierno y no a Yasky, todo con guita q le dan de la Rosada, entonces a estas cosas son a las q tenemos q estar bien atentos para saber donde estamos parados. No obstante, así y todo vamos a ganar pero con los ojos bien abiertos para saber quien es quien. Otra, yo diría la patria bloguera Ariel, la q aparece en los momentos mas duros o no? Y sino nos acordemos la resistencia q hizo después de la 125, algo q le dolió y le duele mucho a Beatriz Sarlo por ejemplo.je.- Abrazo.-

Ariel dijo...

Omar, gracias por el elogio. Creo que las peleas en lso espacios políticos son normales en estas épocas, pero me parece que deberíamos poder dejarlos para otro momento: en la bloguería no se definen ni listas ni nada de eso (claro que no es un espacio excento de intereses, pero mi expectativa era que fuéramos más los que aportemos un poquitín de análisis y frialdad a este proceso). En relación a la Ley de Entidades Financieras, ojo, no lo considero apenas gestión, eh? me parece un tema de fondo, es agenda política en serio. La gestión esta OK, pero falta ponerle pilas a estos temas, que son los que suman incluso desde afuera. Los errores de nombres dan bronca porque son errores no forzados, pero se ha mostrado una entre razonable y excelente capacidad de solucionar esos problemas, que probalemente sigan surgiendo (para mí tienen una dosis dfe inevitabilidad incluso proque hay gente que cambia de lado, lo cual a veces es difícil de prever o evitar). Lo interesante es que ya hay know how sobre cómo tratar este tipo de problemas, y beso es uhn capital que creo que ninguna otra fuerza política aduqirió hasta ahora. En términos generales soy muy optimista respecto de las elecciones, pero no hay que olvidarse que eso es un intstrumento para seguir profundizando una agenda transformadora. Ahí es dónde se me prenden un poco las alarmas: me parece que hay mucha gente que (aunque diga lo contrario) siente que octubre 1ra vuelta es un objetivo en sí mismo. Saludos.

Sol dijo...

Hola Ariel. Qué buena esta nota... Te leo muy a menudo, aunque no suelo comentar, pero esta vez me resultó imprescindible felicitarte por decir lo que decís. La mayoría no se anima a ponerlo en palabras. ¿Por qué? Por un lado, los kirchenristas sentirían que "le están haciendo el juego a la derecha" si asumen que sus admirados se están quedando quietos, cuando más deberían moverse (siempre que haya alguien con hambre en este país deben moverse a mil, sin dudas. Esto no pasa). Por otro lado, los opositores, si asumieran esta quietud al mismo tiempo deberían tomar cartas en el asunto y actuar con algo, y ya sabemos que no les da para hacer nada...

Muy bueno che, te felicito otra vez.

Cariños!

Ariel dijo...

Sol, gracias por los elogios y por comentar. Tu blog "Tan cotidiano..." me gusta mucho, también lo sigo, y no se si viste, pero está en el blogroll. En relación con este tema, estoy un poco preocupado con esta discusión. Falta mucho por hacer. Tomando un poco tus palabras, en un país como la Argentina, el hambre incluso de una única persona es una problema moral y si hay instrumentos políticos hay que ponerlos a andar para resolverlo... si están pero no alcanzan (AUH por ejemplo) hay que expandirlos, los que falten hay que crearlos. Pero no podemos pararnos a descansar porque pararse es retroceder. La oposición... bueno, ya sabemos: justifican lo injustificable, se juntan con lo impresentable, cuando no son ellos mismos lo impresentable. Por eso, creo que hay que apoyar este proceso pero y estar felices y orgullosos con lo que se consiguió, pero de ninguna manera tan autosatisfechos que paremos a pelearnos por cuestiones de purismo doctrinario (ojo, de los dos lados, eh? la pureza impoluta que te no te permite negociar con sectores "feos" no deja de ser también una forma de purismo doctrinario). Gracias de nuevo, es estimulante tu comentario y cariños para vos también.